Google+ Followers

viernes, 24 de enero de 2014



EL CORAL



 El coral es el esqueleto de un pólipo. Estos animales para sostenerse, a modo de columna vertebral construyen un esqueleto de carbonato de calcio, así en el fondo de los mares se forman grandes colonias de celenterados. 
Hay pólipos de seis y de ocho tentáculos, estos últimos son los que se utilizan en joyería pues son los más compactos.
El crecimiento del coral es extraordinariamente lento, entre 0'5 y 1'5 cm anuales.Un arrecife de coral es el resultado de miles de años de lento crecimiento. 
Los colores del coral son el rojo,el rosa, el blanco, el azul y el negro.
Un coral no trabajado es siempre de color mate y es al ser pulido cuando adquiere todo su brillo. 
Los corales más apreciados son el rojo, el negro y uno de una específica tonalidad de rosa llamado piel de ángel.
Su composición es carbonato cálcico,algunas variedades son muy frágiles, es un material poroso, el 50% de su volúmen está vacío.
Se ha convertido en una gema cara (un collar con cuentas a partir de 10mm se hace prohibitivo) debido a la escasez de buenos y grandes ejemplares, así como el control severo que ejercen las autoridades sobre su pesca y extracción. Es por este motivo, que el coral auténtico está reservado a su uso en joyería y que el mercado esté lleno de corales reconstruidos, con polvo de coral y resinas y los llamados coral bamboo y coral manzana, que aunque son productos marinos y por tanto naturales, no son coral verdadero, sino cualquier material poroso capaz de teñirse.
 Como el coral es un material orgánico, es más débil que otras gemas, por lo  que lo mantendremos, como a las perlas, lejos de jabones, perfumes, cremas, y otros productos de higiene,incluso el sudor puede alterarlo.
Lo mejor es limpiarlo suavemente con un paño de algodón húmedo y si se quiere lustrar admite bien la cera virgen líquida. Como las turquesas y las perlas puede deshidratarse, así que es necesario evitar también las fuentes de calor directas, luces, radiadores, etc. Cuando pierda el brillo se puede llevar a pulir a una joyería especializada y quedará como nuevo. 
En cuanto a sus propiedades, En la cultura mediterránea era usado, para evitar la traición y los engaños, en forma de pulseras y collares. En las cunas de los niños, para evitar el mal de ojo y la brujería. En las armas y útiles de guerra, para adquirir fuerza ante el enemigo.En las viviendas, para ahuyentar espíritus malignos. Para atraer el amor, en las orejas, en forma de pendientes.
Por encontarse en las playas se les consideraba "regalo de los dioses" y se usaba sin ser tratado ya que se creía que estaba vivo y que los procesos de tallado y pulido no sólo mataban el coral, sino también sus poderes y energías mágicas.
En la cultura oriental, el coral se usaba como atributo de dignidad, poder y mando. También era un adorno muy estimado y de gran valor que protegía a su portador. 
En la India, era un poderoso amuleto de propiedades oculatas y medicinales. Se usa como ornamentación en joyas y es llevado por las altas jerarquías políticas y religiosas.
Durante la Edad Media se trituraba y se preparaban jarabes contra la tosferina,la tuberculosis y afecciones de los ojos.
Aún en nuestros días se usa como amuleto contra el mal de ojo, protege contra el robo, los actos de violencia y la esterilidad,especialmente en las mujeres.Otorga razón,prudencia coraje y sabiduría a quien lo porta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario